jueves, 14 de marzo de 2019

Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular


El 14 de marzo se celebra el Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

IMPACTO
Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte y discapacidad a partir de edades medias en los países desarrollados.
Cada 100 muertes que se producen en España, 50 son provocadas por enfermedades del corazón o de las arterias. Así mismo, se producen 150.000 infartos al año, lo que supone una media de 17 cada hora.
CAUSAS
Nueve de cada 10 infartos están causados por factores relacionados con los estilos de vida.

Los principales enemigos de la salud del corazón son:

  • La obesidad
  • La hipertensión arterial      
  • El tabaquismo
  • Las dislipemias
  • La diabetes 
  • Una dieta inadecuada
  • La falta de actividad física (sedentarismo)
  • El consumo desmedido de alcohol
  • La depresión y/o el estrés (factores psicosociales)
Todos estos factores están interrelacionados entre sí, y si se dan más de uno se potencian los riesgos de sufrir un infarto. Por eso, el principal objetivo será reducir cuantos más factores de riesgo mejor.
Es cierto que no todos los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares pueden modificarse, pues se ha comprobado que algunas características de las personas implican un riesgo más elevado: a mayor edad, mayor riesgo, del mismo modo que hay mayor riesgo para las personas con familiares directos que han sufrido una enfermedad cardiovascular antes de los 60 años.
No obstante, los estilos de vida que aumentan la probabilidad de padecer estas enfermedades sí pueden modificarse.
RECOMENDACIONES
Para disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, o mejorar tu calidad de vida si ya has sufrido una de ellas, te damos las siguientes recomendaciones:
  1. Lleva una dieta cardiosaludable: equilibrada y variada. Con frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pescado mejor que carne, aceite de oliva, cereales y lácteos desnatados. Consumir alimentos bajos en calorías y en grasas. Reducir el consumo de azúcar y la ingesta de sal, además de controlar el consumo de alcohol.
  2. Dedica 30 minutos diarios a realizar ejercicio. Elige el ejercicio que más se adapte a tu condición física: caminar, bailar, montar en bici, correr, actividades al aire libre.... y practícalo de forma regular y con intensidad moderada.
  3. No fumes. Y si lo haces, déjalo ya. Aún fumando poco se multiplica el riesgo de sufrir ataques cardíacos o cerebrales. Si no puedes dejarlo sólo, pide ayuda a tu médico o enfermera.
  4. Controla tu peso. Calcula tu Indice de Masa Corporal (IMC). Divide tu peso, en kilos, entre tu altura, en metros, elevada al cuadrado. Si IMC> 25 tienes sobrepeso, si IMC>30 tienes obesidad.
  5. Vigila la grasa acumulada en el abdomen, es peligrosa para el corazón. Mide con un metro tu perímetro abdominal a nivel del ombligo. En la mujer debe ser inferior a 88 cm y en el hombre inferior a 102 cm.
  6. Comprueba tu tensión arterial. Si eres una persona sana debe estar por debajo de 140/90. Si ya has sufrido un problema cardiovascular, renal o eres diabético, tu tensión debe estar por debajo de 130/80 y debes acudir de forma periódica a controles con tu médico y enfermera.
  7. Revisa tus niveles de colesterol y glucosa. Para mantener un buen control, lo mejor es llevar una dieta sana y hacer ejercicio. En personas con riesgo bajo, las cifras de Colesterol- LDL deben estar por debajo de 190 mg/dl, y el Colesterol Total por debajo de 300. Si han tenido algún episodio (infarto, ACV...) debe tener el Colesterol-LDL por debajo de 100. Las cifras de glucosa deben ser inferiores a 126 mg/dl, y la Hemoglobina glucosilada (HbA1C) debe ser inferior al 7%
  8. Conoce tu riesgo cardiovascular y cuál debe ser tu estilo de vida. Acude a tu médico o enfermera para conocer tu riesgo cardiovascular, antecedentes familiares y personales y saber qué medidas preventivas debes tomar. 
  9. Comparte tus dudas y problemas. Intercambia experiencias con otras personas y recuerda que la familia puede ser un gran estímulo y un apoyo para superar cualquier dificultad. 
  10. Aprende a controlar tu estrés y ansiedad. Pueden ser peligrosos para el corazón. Vivir distendidamente y con el ánimo en alto puede ser la "vacuna" contra el infarto.
No olvides que, la gran mayoría de los infartos pueden prevenirse, porque los factores que los provocan están relacionados sobre todo con el estilo de vida que llevamos.

                       "Actuar a tiempo es la clave para reducir los peligros."

                                                       Laura.-

martes, 19 de febrero de 2019

LA HIPOACUSIA EN LOS MAYORES

JOSÉ JIMÉNEZ ARANDA
"Lectura de la Gaceta"1886


La hipoacusia, deficiencia auditiva o sordera, es un trastorno sensorial que consiste en la disminución de la capacidad auditiva. Es muy común en personas mayores, pero también puede afectar a jóvenes e incluso padecerse desde el nacimiento. La pérdida de la audición relacionada al envejecimiento se llama presbiacusia.
La hipoacusia afecta la calidad de vida de quienes la padecen, en particular el aspecto psicológico, social y emocional. Frecuentemente, es subestimada por ser un problema que progresa lentamente o debido a la creencia de que la pérdida de audición es una parte normal de envejecimiento.
Dependiendo de la gravedad y la etapa de la vida en la que se manifieste, la hipoacusia puede afectar al desarrollo del habla, el lenguaje, las habilidades cognitivas, las relaciones interpersonales y la salud mental.

TIPOS DE HIPOACUSIA
La pérdida de la audición puede afectar a un solo oído (hipoacusia unilateral), o a los dos oídos (hipoacusia bilateral).
Según la localización de la lesión, las hipoacusias pueden ser de transmisión (o conductivas), o de percepción (o neurosensoriales), siendo estas últimas las más graves:
En las hipoacusias de transmisión, se encuentra afectada la parte mecánica del oído, debido a patologías localizadas en el oído externo y medio, diferentes formas de otitis medias y sus secuelas, la tímpanoesclerosis, la otosclerosis, los traumatismos, y las malformaciones congénitas del oído externo y medio.
En las hipoacusias de percepción se afecta el oído interno o el nervio auditivo que transmite el sonido al cerebro
Según el grado de pérdida auditiva, las hipoacusias pueden clasificarse en:
Ligera: se caracteriza por la dificultad para escuchar conversaciones lejanas o en entornos ruidosos.
Media: se caracteriza por la dificultad para participar en conversaciones.
Severa: solo pueden escuchar conversaciones muy altas y a menos de 30 cm.
Profunda:  solo son capaces de escuchar algunos sonidos ambientales muy intensos.

CAUSAS
Dentro de las causas de hipoacusia en adultos mayores se encuentra la presbiacusia, o sordera relacionada con el envejecimiento
La hipoacusia por exposición a ruidos es causada por una sobreestimulación del sistema auditivo, que causa el deterioro de las células ciliadas o células sensoriales del oído encargadas de llevar la información del sonido al cerebro.
Otras causas pueden ser: otitis media crónica, traumatismos, timpanoesclerosis, otosclerosis e hipoacusias genéticas.
El tapón de cerumen también puede causar dificultad para oír y es común con la edad.

SINTOMAS
La pérdida de audición o una disminución de ésta es en sí misma un síntoma.
En los adultos, la pérdida de audición la manifiestan ellos mismos, necesitando acercarse a su interlocutor, incluso orientando el pabellón auricular para amplificar el sonido, y con empeoramiento en situaciones ruidosas. Otro síntoma indicativo de hipoacusia es que suelen ser personas que hablan muy alto debido a que no se escuchan, o en su vida cotidiana utilizan volúmenes muy altos en los aparatos audiovisuales.
El ruido anormal y persistente en el oído (zumbido de oídos, tinnitus o acúfenos) es otro síntoma que puede aparecer. Las causas pueden incluir acumulación de cerumen o medicamentos que dañan las estructuras en el oído interno. Los acúfenos generan un aumento de sensibilidad hacia los ruidos externos que hace que se toleren peor, presentándose en ocasiones formas graves que interfieren en la calidad de vida.
El paciente puede referir mareos e inestabilidad al caminar, problemas que orientan hacia un trastorno del oído interno.

CONSECUENCIAS
Se considera que la presbiacusia es un fenómeno biológico, dando sus primeras manifestaciones a los 50 - 60 años de edad. Genera alteración de la comunicación oral o dificultad de una persona para participar activamente en una conversación.
La pérdida de audición conduce a problemas psicosociales significativos, como puede ser el aislamiento y por ende sus consecuencias en las relaciones interpersonales y en las actividades grupales. A nivel psicológico se asocia con trastornos emocionales como depresión, soledad y ansiedad. Además, diferentes estudios de investigación asocian la hipoacusia con deterioro cognitivo y demencia.
No debemos olvidar los riesgos asociados a una discapacidad sensorial y presentes en actividades cotidianas: caídas, accidentes domésticos, atropellos...

PREVENCION
Como en otras enfermedades, la prevención de la hipoacusia radica en evitar en la medida de lo posible la presencia de los factores de riesgo que la originan. En los casos en los que la hipoacusia sea genética, la prevención no es posible, pero sí la detección temprana y puesta en marcha de mecanismos para su adaptación y tratamiento según el caso.
En otros casos como las hipoacusias relacionadas con el ámbito laboral, el establecimiento de medidas de prevención de riesgos acústicos mediante normativas en las empresas ha hecho disminuir su incidencia, pero debe vigilarse su cumplimiento por parte de empleado y empresa. Es aconsejable la exposición al ruido controlada en el tiempo de trabajadores de fábricas, aeropuertos, personal de la construcción, músicos…, además de utilización de elementos de protección auditiva.
En ámbitos más domésticos, deben evitarse volúmenes elevados en dispositivos de música mediante auriculares, ambientes excesivamente ruidosos, etc.
También deben tenerse en cuenta que muchos medicamentos (antiinflamatorios, antibióticos…) pueden ser tóxicos para el oído y esto debe ser valorado minuciosamente a la hora de prescribirlos a personas con alteraciones de la audición, especialmente ancianos.
La otoscopia o exploración mediante luz del oído externo hasta el tímpano no debe faltar en toda evaluación de una persona con hipoacusia. Mediante esta prueba se pueden detectar obstrucciones en el oído externo, infecciones, tumores, etc.
Es importante que las personas con este problema identifiquen si la sordera es uni o bilateral puesto que puede ayudar al diagnóstico, así como si el inicio fue agudo o ha sido progresivo a lo largo de los años.

TRATAMIENTO
Las hipoacusias de transmisión tienen un pronóstico bastante bueno, y los tratamientos aplicados actualmente resultan satisfactorios.
Las lesiones tímpano-osiculares, como las perforaciones de la membrana timpánica y las alteraciones en los huesecillos, se tratan con una microcirugía, que tiene éxito en más del 80% de los casos.
En los pacientes con malformaciones congénitas se utilizan reconstrucciones quirúrgicas en función de la gravedad de la malformación. Actualmente existen dispositivos implantables electromagnéticos, que actúan como vibradores óseos, con excelentes resultados.
Las hipoacusias de percepción, por el contrario, no cuentan con un tratamiento que cure definitivamente las lesiones, ya que el daño producido a nivel neuronal es irreparable. Por lo tanto, el tratamiento de este tipo de hipoacusias se centra en mejorar la comunicación mediante el empleo de audífonos y de implantes cocleares. Los audífonos son dispositivos electrónicos cuya función es amplificar el sonido que llega al oído. Los implantes cocleares son prótesis auditivas especiales que se colocan realizando una intervención quirúrgica en el oído interno dañado, y sustituyen así su función.

TÉCNICAS PARA LA COMUNICACIÓN CON LOS ADULTOS MAYORES CON DEFICIENCIA AUDITIVA
  • Capte la atención de la persona primero y háblele de frente. 
  • Hable con voz fuerte, pero sin gritar.
  • Hable lenta y claramente.
  • Elimine el ruido de fondo.
  • Use otras palabras en vez de repetir una oración que no se entendió.
  • Use otros medios de comunicación, tales como gestos, dibujos y materiales escritos.
  • Haga que la persona mayor repita los datos importantes para asegurar su comprensión.
  • Alerte a la persona cuando está cambiando de tema.



¿Existe relación entre la hipoacusia y la falta de memoria?

La evidencia nos dice que la pérdida de audición provoca una aceleración del deterioro cognitivo. Numerosos estudios de investigación reconocen la presbiacusia como un factor de riesgo de demencia. Para explicar el mecanismo por el que el deterioro cognitivo y la pérdida de audición podrían estar relacionados se han propuesto tres teorías

• La primera o “causa común”: ambas patologías son el resultado del proceso degenerativo del cerebro que envejece.
• La segunda es la “hipótesis en cascada”: la disminución de la audición afecta a la cognición de forma directa por una conexión sensorial empobrecida e indirectamente por una disminución de la socialización, aislamiento, soledad y depresión.
• La tercera hipótesis o “teoría de la carga cognitiva”: nos habla de un agotamiento de la reserva cognitiva para ayudar a compensar los déficits del proceso auditivo, disminuyendo los recursos neuronales disponibles para otras funciones cognitivas como la memoria. El esfuerzo mental compensatorio requerido para mantener la función cognitiva acelera la neurodegeneración y la atrofia cerebral.

Esto nos lleva a plantearnos la necesidad de continuar en esta línea de investigación y a valorar el estado cognitivo de las personas con presbiacusia, para prevenir o ralentizar el deterioro de la memoria.


-Albert , M . Hearing loss and dementia. Who is listening?. Aging Ment Health . 2014 
-Fortunato, S, et al. A review of new insights on the association between hearing loss and cognitive decline in aging. Acta Otorhinolaryngol Ital. 2016
-Stahl, S.: Does treating hearing loss prevent or slow the progress of dementia? Hearing is not all in the ears, but who’s listening? CNS Spectrums. 2017



Eloisa

jueves, 31 de enero de 2019

Que hacer ante una ola de frío

Antes de la llegada de la ola de frío, nevadas o heladas

  • Almacena alimentos y combustibles suficientes para varios días, por si se produjera una situación de incomunicación.
  • Ten preparado un botiquín de primeros auxilios, linternas, radio a pilas, pilas de repuesto, velas y guárdalos en un lugar conocido por todos.
  • Dispón de sal suficiente para descongelar la entrada de su casa, salida de vehículos, etc.
  • Comprueba el estado de tu vivienda, especialmente techados y sistemas de calefacción.
  • Usa y ten disponible calzado y ropa adecuada.
  • No realices ejercicios fisicos excesivos, el frío no es bueno para la circulación-

En casa

  • Desconecta los aparatos eléctricos que no sean necesarios.
  • Utiliza adecuadamente la calefacción.
  • Procura que las estufas de carbón, eléctricas y de gas, estén alejadas de visillos y cortinas.
  • Ten siempre linternas y velas.
  • Asegura una buena ventilación cuando utilices braseros, estufas de leña, carbón o gas.
  • Abre con frecuencia las llaves de paso para que no se congele el agua en las tuberías.
  • Evita que personas mayores y niños salgan a la calle si no es necesario.
  • En caso de salir al exterior, hazlo bien abrigado.
  • Utiliza el teléfono sólo en casos de urgencia.

Fuera de casa

  • Protégete el rostro y la cabeza.
  • Utiliza varias prendas superpuestas ligeras, amplias y cálidas, en vez de una sola prenda de tejido grueso.
  • Usa calzado adecuado para las bajas temperaturas.

Recomendaciones para conductores

  • Utiliza si es posible el transporte público
  • Evita viajar siempre que sea posible; si es necesario hacerlo, procura no hacerlo sólo.
  • Antes de emprender el viaje, infórmate del estado de las carreteras.
  • Evita conducir de noche.
  • Revisa frenos, neumáticos, luces, líquido anticongelante y lleva cadenas.
  • Lleva siempre el depósito lleno de combustible y reposta cada 100 km
  • Mantén limpio de nieve el tubo de escape.
  • Circula con precaución, no frenes en zonas húmedas ni hagas cambios bruscos de dirección.
  • Si tu vehículo quedase inmovilizado durante una fuerte nevada y lejos de poblaciones, permanece dentro de su vehículo y mantén  puesta la calefacción, pero deja una ventanilla entreabierta para renovar el aire y evitar intoxicaciones. Procura no quedarte dormido.
  • Lleva utensilios en el coche como mantas, cuerdas, agua y algo de comida
  • Si es posible, intenta sintonizar las emisoras de radio, que seguramente le informarán de las predicciones meteorológicas, las informaciones oficiales sobre el estado de la situación y las indicaciones al respecto.

Precauciones en la montaña

  • Infórmate de la predicción meteorológica de la zona a la que piensas ir.
  • Elige la zona adecuada, en función de la preparación física y del conocimiento que tengas de la montaña.
  • Infórmate de la localización de los refugios o cabañas donde resguardarse en caso de descenso brusco de temperaturas, tormentas u otras condiciones climatológicas adversas y lleva teléfono móvil.
  • Presta atención y respeta las indicaciones de los carteles y otras señalizaciones sobre riesgos de la montaña.
  • Ten en cuenta que los cambios bruscos de tiempo pueden ser frecuentes en la montaña.
Recuerda:
  • Mantén la calma, corta cualquier situación de pánico, bulo o rumor y sigue las indicaciones de las autoridades y organismos competentes en el lugar o a través de los medios de comunicación y cuentas oficiales en redes sociales.
  • En caso de emergencia llama siempre al 112, estamos para ayudarte.
Fuente: Junta de Andalucía



Laura.-

domingo, 30 de diciembre de 2018

Por los buenos momentos ¡ Feliz Navidad!

Centro de Salud La Luz
Navidad, buen momento para compartir, para disfrutar de la compañía de tus seres queridos, de tu familia, de tus amigos,buen momento para demostrarles que te importan, que son ellos los que dan sentido a tu vida.
Navidad, buen momento también para regalar, y, por que no, para recibir regalos. Los regalos siempre son bienvenidos, sobre todo cuando se hacen con el corazón. No tienen porque ser caros, ni espectaculares. El mejor regalo es aquel que sin llegar a costar dinero es el que mas cuesta, el que tiene mas valor. Un abrazo, una sonrisa, un beso, una mirada, unas palabras de aliento, una llamada que no esperas, unas risas compartidas...todos forman momentos que se pueden convertir en un regalo cuando se hacen con el corazón.
Esta navidad regala momentos. Cuando hagas un regalo acompáñalo también de abrazos, besos, sonrisas, regala todo aquello que te haga sentir vivo, esos serán los regalos que tus seres queridos nunca olvidaran y que tu siempre recordaras por lo que te han hecho sentir, por lo que has transmitido. Y esa sensación vale más que cualquier regalo que puedas comprar, esa sensación no tiene precio.

Desde el Centro de Salud La Luz, os deseamos tengáis un año repleto de buenos momentos y sensaciones y que podáis compartirlos junto a vuestros seres queridos. ¡Que mejor regalo!.
Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo

Laura.-

Nuestro Belén

lunes, 17 de diciembre de 2018

Jornada de puertas abiertas en el Centro de Salud La Luz

"Buenos hábitos desde la infancia"

Esta semana el Centro de Salud La Luz brilla de una manera especial. Nuestras puertas están aún más abiertas de lo habitual. Abiertas a un público menudo en cuanto a tamaño, pero grande en curiosidad y ganas de aprender, los niños de infantil y de Primaria del Colegio Ardira de La barriada La Luz. Y nuestras puertas están también abiertas a la Salud, a la promoción de hábitos saludables y a la prevención de enfermedades, y que mejor que hacerlo desde la infancia que es cuando mejor se adquieren estos hábitos.
Dentro de la programación, los profesionales del centro de salud han llevado a cabo con los niños actividades muy diversas:
Talleres
  • En primer lugar, se ha realizado un taller de alimentación saludable, donde se ha hecho hincapié a los niños sobre la importancia de un buen desayuno y una correcta higiene de manos 
  • Talleres sobre la importancia de unos buenos hábitos higiénico/ambientales y relaciones afectivas positivas, dirigidos tanto a los niños como a padres y profesores.
  • Visita guiada de los niños a los distintos servicios y consultas del centro, donde los profesionales les dan información y explicaciones sobre la labor que desempeñan, desde cómo dar una cita, cómo hacer un electrocardiograma, cómo realizar una reanimación cardiorespiratoria, seguimiento del embarazo, qué es una cooximetria, cómo reciclar, etc
  • Jugamos con la pirámide de los alimentos y del ejercicio físico
  • Jugamos a relajarnos
  • Mesa informativa de los distintos programas de salud ofertados en el centro: consejo dietetico, piobin, deshabituación tabáquica, vacunas...
Mesa informativa
Pirámide de los alimentos
La bienvenida y presentación de la jornada la ha realizado el Director del Centro de Salud, D. Antonio Orpez. y en el desarrollo de las actividades han participado los profesionales del Centro de Salud la luz bajo la atenta supervisión de la enfermera Eloísa Peñas, fundamental en la organización y buen desarrollo de esta jornada.
Como otros años, nuestros niños han demostrado estar a la altura, no solo por su comportamiento ejemplar, sino también por sus ingeniosas preguntas y su inagotable curiosidad, y la colaboración de las profesoras, los padres y los profesionales del centro ha sido fundamental para el buen desarrollo y el éxito de la jornada.

Profesores y profesionales del C.Salud.La Luz
Esperamos hayan disfrutado de esta jornada en la que nuestro objetivo ha sido que nuestros niños entiendan que ellos son el futuro, y que a través de la promoción de la salud y de la prevención podemos conseguir unos adultos con unos hábitos sanos el día de mañana.

                                                        Centro de Salud La Luz.-


Programación





jueves, 8 de noviembre de 2018

CONSEJOS PARA PREVENIR LA GRIPE




La GRIPE es una enfermedad generalmente leve, producida por un virus, que comienza de forma súbita con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, malestar general, congestión nasal y tos. En algunas personas mayores, o con determinadas enfermedades crónicas, puede causar complicaciones graves, sobre todo respiratorias.
Los síntomas de la GRIPE son fundamentalmente: fiebre, síntomas respiratorios, tos y malestar general. Está causada por el virus de la influenza y es de fácil contagio y transmisión entre humanos.
Para afrontar la gripe, como cualquier otra enfermedad, es importante contar con unos hábitos de vida sanos: que engloban una alimentación equilibrada que incluya todos los nutrientes necesarios, la realización de ejercicio físico y evitar hábitos como el tabaquismo o el sedentarismo.
Unas medidas higiénicas adecuadas contribuyen a evitar la transmisión de determinadas enfermedades. Las medidas higiénicas fundamentales que hay que tener en cuenta para evitar la transmisión del virus son:
  • Taparse la boca al toser o al estornudar, preferiblemente con el codo.
  • Usar pañuelos desechables.
  • Lavarse con frecuencia las manos, sobre todo después de haber tosido o estornudado.
  • Procurar no reutilizar los pañuelos empleados al estornudar o limpiar las secreciones nasales.
Extremar las medidas higiénicas mencionadas anteriormente en los lugares donde exista aglomeración de personas o en trabajos de cara al público, donde cobra especial importancia el lavado periódico de las manos, que evita multitud de enfermedades que se transmiten por esta vía.
La gripe es una enfermedad causada por un virus, por lo que los antibióticos no resultan efectivos para combatirla y su uso puede crear resistencias a estos fármacos. El tratamiento consistirá en reposo, alimentación adecuada y, si fuese necesario, algún medicamento para paliar los síntomas.
La vacuna de la gripe es una medida preventiva que ha demostrado su eficacia en los grupos de riesgo de mayores complicaciones. Su médico, en caso de pertenecer a uno de estos grupos le habrá recomendado la vacunación.
Es importante realizar un uso adecuado y responsable de los servicios sanitarios para evitar su saturación y facilitar su buen funcionamiento. Hay que hacer uso de las urgencias hospitalarias sólo en los casos en los que la gravedad sea extrema. Para resolver cualquier duda sobre cuestiones sanitarias, los ciudadanos tienen disponible las 24 horas del día, los 365 días del año, el servicio Salud Responde, accesible con una simple llamadas al 955 545 060 o a través del correo electrónico (saludresponde@juntadeandalucia.es).

Recomendaciones de vacunación antigripal

Las recomendaciones de vacunación antigripal tienen como objetivo reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la comunidad. Por ello, deberán ir dirigidas fundamentalmente a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe, a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones y aquellas que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales en la comunidad.

¿Quiénes se deben de vacunar frente a la gripe?

  1. Personas mayores o igual a 65 años de edad. Se hará especial énfasis en aquellas personas que conviven en instituciones cerradas.
  2. Personas con menos de 65 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe. 
    • Menores (a partir de los 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada), neurológicas o respiratorias, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.
    • Menores (a partir de los 6 meses) y adultos con:
      • Diabetes mellitus
      • Obesidad mórbida (índice de masa corporal igual o superior a 40 en adultos, 35 en adolescentes o por encima de 3 desviaciones estándar en la infancia)
      • Enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico
      • Hemoglobinopatías y anemias
      • Hemofilia y trastornos hemorragicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y trasnfusiones múltiples 
      • Asplenia
      • Enfermedad hepática crónica
      • Enfermedades neuromusculares graves
      • Inmunodeficiencias e inmunosupresión (incluida la originada por la infección por VIH, por fármacos -incluyendo tratamiento con eculizumab- o en los receptores de trasplantes)
      • Cáncer y hemopatías malignas 
      • Implante coclear o en espera del mismo
      • Fístula del líquido cefalorraquideo 
      • Enfermedad celiaca 
      • Enfermedad inflamatoria crónica (artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, enfermedad inflamatoria intestinal,...)
      • Trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras
En este grupo se hará un especial énfasis en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizadas en el año precedente.
  • Menores entre los 6 meses y los 18 años de edad, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.
  • Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de la gestación
    3. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un        alto riesgo de presentar complicaciones
  • Personal de de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria, pública y privada. Se hará especial énfasis en aquellos profesionales que atienden a pacientes de algunos de los grupos de alto riesgo anteriormente descritos.
  • Personas que trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables.
  • Estudiantes en prácticas en centros sanitarios.
  • Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o mayores. 
  • Personas que conviven en el hogar, incluidos los menores a partir de los 6 meses de edad, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo, por su condición clínica especial (citados en el punto 2).
  4. Otros grupos en los que se recomienda la vacunación
  • Personas que trabajan en servicios públicos esenciales, con especial énfasis en los siguientes subgrupos:
    • Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, con dependencia nacional, autonómica o local
    • Bomberos
    • Servicios de protección civil
    • Personas que trabajan en los servicios de emergencias sanitarias
    • Personal de instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial (incluyendo centros de acogida de inmigrantes)
  • Personas con exposición laboral directa a aves domésticas o a cerdos en granjas o explotaciones avícolas o porcinas y también a aves silvestres. La finalidad es reducir la oportunidad de una infección concomitante de virus humano y aviar o porcino, disminuyendo la posibilidad de recombinación o intercambio genético entre ambos virus.
Disponible en:https://www.juntadeandalucia.es/organismos/salud/areas/salud-vida/programas-salud/paginas/vacunacion-gripe.html

Eloisa