martes, 15 de septiembre de 2015

Recomendaciones dietéticas en la Gastritis

¿Qué es la gastritis?

Es la inflamación aguda o crónica de la mucosa del estómago.

Posibles causas

Las causas más comunes de gastritis son:
  • Ciertos medicamentos como el ácido acetilsalicílico, ibuprofeno o naproxeno.
  • Tomar demasiado alcohol.
  • Infección del estómago con una bacteria llamada Helicobacter pylori.
También hay otras causas menos comunes:
  • Enfermedades autoinmunes, como la anemia perniciosa.
  • Reflujo de bilis hacia el estómago (reflujo biliar)
  • Consumo de cocaína.
  • Ingerir o beber sustancias corrosivas o cáusticas (como venenos).
  • Exceso de estrés
  • Vómitos crónicos
  • Infección viral, como citomegalovirus y el virus del herpes simple (ocurre con más frecuencia en personas con un sistema inmunitario débil).
  • Un traumatismo o una enfermedad repentina y grave, como una cirugía mayor, insuficiencia renal o el hecho de estar con un respirador también pueden causar gastritis.
La gastritis puede presentarse en forma rápida (gastritis aguda) o mantenerse en el tiempo (gastritis crónica).

¿Cuáles son los síntomas de la gastritis?

Los síntomas varían de unas personas a otras, y en muchas no hay síntomas.
Los más comunes son:
  • Ardor de estómago.
  • Náuseas y vómitos, algunos con sangre de color negro, con aspecto de posos de café.
  • Vómitos.
  • Mala digestión o dispepsia.
  • Hipo.
  • Gases intestinales con eructos
  • Pérdida de apetito.
  • Sensación de distensión del abdomen.
  • Deposiciones negras.
  • Mal sabor de boca


Tratamiento

El tratamiento dependerá siempre de la causa. Algunas gastritis se resuelven espontáneamente con el tiempo.
Si tiene acidez de estómago, se recomienda la toma de antiácidos y otros medicamentos que lo reduzcan, ya que éste puede provocar más irritación a las áreas inflamadas. Estos medicamentos le ayudarán a aliviar los síntomas y facilitan la curación. Consulte antes con su médico.
Para la gastritis causada por infecciones, su médico podrá prescribirle antibióticos.
También le recomendará hacer una dieta en la cual debería de evitar la ingesta de comidas y bebidas que agravan los síntomas.

Recomendaciones nutricionales

Con respecto al tratamiento dietético, la gastritis requiere una alimentación suave y no irritante para la mucosa estomacal.
Las normas generales de una alimentación adecuada para la gastritis serian:

  • Masticar lentamente los alimentos, evitando comer con prisa. Comer sentado.
  • Fraccionar la ingesta en 5 comidas diarias y no comer en exceso
  • No tomar líquidos abundantes con las comidas y tomarlos a pequeños tragos
  • Evitar temperaturas extremas, es decir que los alimentos y bebidas estén templados
  • No acostarse tras la comida
  • Evitar los ayunos prolongados
  • Utilizar métodos de cocción sencillos, evitando fritos y grasas
  • Evitar bebidas estimulantes: café, té y bebidas carbonatadas
  • Evitar el alcohol y el tabaco
  • Evitar alimentos grasos
  • Evitar los picantes
  • Evitar frutas y verduras crudas, preferirlas cocidas
Qué alimentos debemos consumir más

  • Pasta, arroz, patata, pan blanco: tienen un efecto antiinflamatorio, sedante y calmante
  • Verduras cocidas y sin piel, sobre todo la calabaza y la zanahoria: neutralizan la acidez y protegen la mucosa gástrica
  • Frutas cocidas, en compota y en conserva: se toleran muy bien y desinflaman la mucosa estomacal.
  • Carnes magras, pescados, clara de huevo.
  • Quesos y lácteos desnatados.
  • Agua y bebidas sin cafeína.
  • Otros alimentos: avena, aguacate, chirimoya…
Cocciones sencillas: plancha, grill, horno, hervidos.

Qué alimentos debemos tomar con moderación

  • Verduras crudas y flatulentas.
  • Ajo, cebolla, tomate, pepino, pimiento.
  • Productos integrales o muy ricos en fibra.
  • Frutas con piel, verdes o poco maduras.
  • Chocolate, bollería, helados: irritan la mucosa gástrica
  • Zumos de uva y cítricos: por su acidez resultan indigestos y agresivos en caso de gastritis
  • Bebidas carbonatadas: contienen sustancias irritantes como aditivos, azúcares, ácidos, etc
  • Otros alimentos: leche entera, nata y mantequilla, embutidos, mariscos, quesos fermentados y muy curados.
Qué alimentos debemos evitar

  • Pimienta, pimiento molido, mostaza, vinagre: inflaman la mucosa gástrica, aumentando la producción de jugos gástricos
  • Salsas grasas, enlatados, alimentos condimentados
  • Alcohol: irrita la mucosa del estómago provocando una reacción inflamatoria
  • Café y té: favorecen la secreción de ácidos

¿Cuál es el pronóstico de una gastritis?

La mayoría de casos mejoran rápidamente una vez ha iniciado el tratamiento
Las posibilidades de curación dependen de la causa. Con el tratamiento adecuado y una forma de vida saludable para el estómago, tanto la evolución como el pronóstico serán favorables y en la mayoría de los casos las gastritis agudas sanan.
En el caso de las gastritis con un transcurso crónico, el pronóstico puede ser menos favorable y necesitar de un tratamiento más prolongado.

En ambos casos siempre será aconsejable tener unos hábitos de vida saludables y poner especial atención a una nutrición que cuide el estómago.
                                                             Laura.-



No hay comentarios:

Publicar un comentario